8460648_orig

La fleboesclerosis o terapia por esclerosis consiste en la eliminación por sellado de venas varicosas mediante la inyección de una sustancia en el interior de la variz. Es una técnica poco invasiva, que no deja cicatrices y que no precisa recuperación.

Las varices son dilataciones de las venas superficiales, generalmente de las piernas, que ponen de manifiesto una alteración del retorno venoso y que cursan de forma crónica (Insuficiencia Venosa Crónica). A veces sólo son un problema estético (arañas vasculares), pero suelen producir dolor, pesadez de piernas o hinchazón. Con el tiempo pueden generar complicaciones como flebitis, úlceras, o incluso romperse y sangrar (varicorragia).

La escleroterapia también puede utilizarse para tratar las telangiectasias faciales, pequeños vasos sanguíneos dilatados que pueden aparecer en la cara y otras partes del cuerpo.

Tratamiento de escleroterapia

El tratamiento consiste en inyectar una sustancia (como puede ser el etoxiesclerol) en el interior de la variz para producir una reacción inflamatoria del endotelio (la capa más interna de la vena) que se irá reduciendo paulatinamente dando lugar al sellado de la vena. Las microinyecciones son prácticamente indoloras (no se utiliza anestesia) y se realizaran con agujas muy finas inyectando la sustancia de manera lenta y controlando el efecto sobre los vasos. Este proceso consigue, en la mayoría de los casos, que desparezca la variz tratada.

A medida que se van realizando las infiltraciones se lleva a cabo un vendaje de compresión para mejorar la eficacia del tratamiento.

El número de sesiones es variable, dependiendo de las características específicas de cada caso, el número de vasos afectados, el calibre de los mismos, el tiempo de evolución y el nivel de perfección estética deseado.

Resultados de la escleroterapia

Normalmente al ir inyectando el medicamento se aprecia cómo se “borran” las varices. Por eso, los resultados suelen ser excelentes, siempre que se realice según lo paute el especialista, en cuanto a dosis, frecuencia y localización. Deben seguirse unas recomendaciones posteriores, consistentes en el cuidado de la piel y la utilización de las pomadas prescritas por su médico.

Preguntas frecuentes

  • ¿Requiere anestesia?
    No. Las microinyecciones son prácticamente indoloras.
  • ¿Cuántas sesiones se suelen realizar?
    El número de sesiones es variable, dependiendo de las características específicas de cada caso, el número de vasos afectados, el calibre de los mismos, el tiempo de evolución y el nivel de perfección estética deseado. Normalmente se hacen 1 sesión semanales.
  • ¿Cuánto tiempo necesito estar en el centro para realizarme el tratamiento?
    En cada sesión necesitará estar un máximo de 30-60 minutos en la clínica.
  • ¿Se puede tomar el sol?
    No es recomendable tomar el sol en la semanas posteriores a la sesión, para evitar pigmentación de la piel.
  • ¿Se puede ir a trabajar el día siguiente al tratamiento?
    Sí se puede trabajar y realizar vida completamente normal nada más acabar la sesión.
  • ¿Tengo que tomar alguna precaución después?
    Es recomendable mantener el vendaje que se le realiza en la clínica hasta la mañana del día siguiente al tratamiento.
  • ¿Tendré algún efecto secundario?
    De forma transitoria pueden aparecer pequeños hematomas y marcas oscuras en la piel que normalmente desaparecen progresivamente.
  • ¿Cuánto duran los efectos?
    Normalmente los efectos son permanentes en las varices ya tratadas, pero con el tiempo pueden aparecer nuevas dilataciones varicosas en las mismas zonas o en otras que podrán ser tratadas igualmente. Se recomiendan revisiones anuales tras el tratamiento, dado el carácter crónico de esta patología.
  • ¿Con qué otros tratamientos se puede combinar?
    Presoterapia y drenajes linfáticos previos a las sesiones de escleroterapia.
    Ejercicio físico dirigido por un entrenador personal.