female_body3_by_Fort_o
La grasa corporal se reparte de una forma concreta por nuestro cuerpo. En las mujeres se acumula preferentemente en muslos y caderas. En los hombres preferentemente en el abdomen. No hay un ejercicio en concreto que logre reducir sólo grasa corporal de una zona del cuerpo, por mucho que nos empeñemos en ejercitar aisladamente esa zona. El cuerpo no entiende de zonas, ni en el momento de “guardar” sus reservas ni en el momento de utilizarlas.